voki

domingo, 5 de mayo de 2013


EXPANSIÓN DE LOS INCAS



La expansión del imperio incaico es un proceso que se inicia con la derrota de los chancas por parte de los incas del Cusco[1] y que se trunca con la conquista española.
Sobre las fases de expansión del Tahuantinsuyo existen varias hipótesis y divisiones hechas por diversos historiadores. Algunos autores concuerdan en la división de tres fases en la expansión del Tahuantinsuyo: la consolidación y primera expansión; la segunda expansión; y la tercera expansión y caída.[2]
En tanto en la historiografía local de algunos países se periodifica la incursión incaica en etapas que representan el avance incaico en sus respectivos territorios. Así como también existen muchas discrepancias entre los investigadores sobre las incursiones incaicas en algunas zonas que han sido poco estudiadas.



El que se convirtió en el Imperio Incaico empezó su expansión cuando, siendo un ayllu, se convirtió en la cabeza de los ayllus que compartían el valle del Cuzco. A través de la guerra fue imponiendo su supremacía sobre señoríos poderosos que ocupaban regiones productivas estratégicas que eran de su interés. Dentro de la historia oficial de los incas, desde sus míticos orígenes con Manco Cápac, el pueblo incaico fue conquistador. Partiendo del lago Titicaca, Manco Cápac avanzó hacia Cuzco y subyugó a sus pobladores autóctonos. Esa naturaleza conquistadora era, según los incas, parte de un plan divino según el cual ellos eran portadores del desarrollo cultural. Así, difundían el culto solar, la construcción de infraestructura agrícola y de riego, formas de cultivo, tipos arquitectónicos, etc.

Poco a poco, durante siglos, el cacicazgo incaico fue expandiéndose hasta convertirse en un imperio. El cambio no fue solo cuantitativo, sino que las formas de gobierno y la relación con los pueblos conquistados fueron haciéndose más complejas hasta adquirir cualidades correspondientes a formaciones estatales. Los puestos de gobierno, por ejemplo, ya no solo se basaban en la herencia o parentesco, sino que los incas desplegaron un cuerpo de funcionarios, una burocracia, para ocupar los cargos administrativos. Así, las regiones que iban siendo conquistadas se incorporaron a un Estado gobernado desde un centro, el Cuzco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada